CUARENTENA

autor Daniel Carnevia

Fundamentación.

En general los acuaristas sienten un deseo irresistible a adquirir cuanto pez nuevo ven en los comercios.
Inmediatamente lo llevan a su casa y casi no pueden esperar a soltarlo en su acuario comunitario para observarlo, ver como nada en su nuevo hogar y despliega todo su colorido y comportamiento especial.

Esto nos lleva a los "acuarios colección", donde el objetivo del acuarista es mantener en su acuario todas las variedades de todos los peces; y donde por lo tanto se mezclan continuamente los peces ya aclimatados a su acuario y su manejo, con los nuevos que provienen de comercios o captura.

Cada vez que introducimos un pez nuevo en un acuario, junto con él viene cierta fauna acompañante: bacterias y parásitos en piel, branquias e intestino, hongos en piel y branquias, bacterias y parásitos que pueden venir en el agua que transporta al pez, etc.
Estos patógenos pueden estar controlados por las defensas del pez nuevo (en este caso este pez es portador de patógenos pero no está enfermo) o el pez puede estar incubando una afección que todavía no demostró síntomas.
Cualquiera sea el caso, estos patógenos introducidos en nuestro acuario pueden encontrar peces sin inmunidad específica para ellos y provocarles una grave enfermedad.

Por otro lado siempre se debe realizar una aclimatación gradual de los nuevos peces a las condiciones de nuestros acuarios antes de introducirlos en ellos, ya que todos los cambios bruscos en las condiciones del agua, en la alimentación y hasta en el relacionamiento con otros peces, puede debilitarlos y hacerlos más susceptibles a enfermar.

Por todo esto es aconsejable realizar una CUARENTENA en un acuario aparte: el acuario de cuarentena.

Como realizar la cuarentena.

Se debe disponer de un acuario más o menos amplio (al menos de 50 litros para peces pequeños y al menos de 100 litros para peces grandes), que pueda albergar varios peces a la vez.

En este acuario colocaremos agua nueva que deberemos tratar de acondicionar lo más parecida a el agua en que estaba el pez nuevo (fundamentalmente en lo que refiere a temperatura, pH y dureza).

Se instalará una salida de aire mediante piedra porosa, se colocarán plantas en alguna maceta y piedras o troncos donde pueda esconderse para disminuir el estrés.

El sistema de filtrado ideal es un buen filtro mecánico, que deberá limpiarse al menos una vez por semana.

Gradualmente se aumentará la temperatura en forma lenta hasta 29º C en el caso de tropicales, con la finalidad de que si los peces están incubando alguna enfermedad, esta se manifieste lo antes posible.
En el caso de peces de agua fría iremos aclimatándolos hasta la temperatura del acuario donde se los piensa poner luego de la cuarentena en forma lenta.
Cuando hablamos de variar la temperatura en forma lenta, nos referimos a variarla no más de 5º C cada día, pues los peces no toleran cambios mayores sin debilitarse.

El manejo del acuario de cuarentena es un poco especial.
Se alimentará a los peces inicialmente con la misma comida que estaban consumiendo (preguntar donde se adquieren que están dando de comer), para ir variando gradualmente (en un lapso de al menos una semana) hasta el alimento que nosotros acostumbramos utilizar.

Se deben realizar frecuentes cambios de agua reponiendo con agua del acuario donde pensamos poner luego los peces.
Aconsejamos cambiar al menos un 25 % del agua dos veces por semana.
Mediante esta práctica estaremos aclimatando los peces a las nuevas condiciones del agua y estaremos probando si los posibles patógenos que existen en nuestros acuarios son capaces de afectar a los nuevos peces.

La duración de la cuarentena deberá ser de unos 30 días en peces tropicales y de 60 días en peces de agua fría si la temperatura está baja.
Durante todo este tiempo observaremos detenidamente a los peces para descubrir lo antes posible síntomas de afecciones.

Si se deben practicar tratamientos, en este acuario de cuarentena se podrán aplicar en forma más cómoda, con mejor control de las dosis y de los peces, sin alterar el filtro biológico de nuestros acuarios y sin afectar nuestros peces y plantas ya aclimatados.